Por un turismo con calidad en el empleo, responsable, respetuoso y sostenible

El Día Mundial del Turismo se  viene celebrando todos los años el 27 de septiembre promovido desde la OMT. El propósito de esta conmemoración es concienciar a la comunidad internacional acerca del valor social, cultural, político y económico del turismo, y en nuestro país, se trata de un sector fundamental en nuestra economía.

Desde UGT siempre hemos luchado porque este sector estratégico en la economía de nuestro país mantenga los niveles necesarios para prestar un servicio de calidad a nuestros clientes y eso pasa necesariamente porque el personal mantenga la correspondiente calidad en el empleo, persiguiendo la precariedad en el trabajo, las externalizaciones y luchando por el mantenimiento de las condiciones dignas del personal.

El turismo descontrolado promovido por el exceso de contratación en muchos casos y las presiones de los turoperadores, ha llevado a la industria turística a ser menos sostenible y generar mayor impacto negativo en entornos naturales y urbanos.

Desde UGT luchamos para que la calidad del turismo pase por el mantenimiento de nuestros bienes tanto históricos como culturales, de ocio y turísticos, propiciando un uso responsable y con respeto al entorno para que este sea más sostenible.

Turoperadores: un modelo fallido

Después de un año de crecimiento turístico, en el que el sector se estaba estabilizando, nos llega el mazazo de la quiebra de la empresa Thomas Cook, y sus graves consecuencias para el turismo en nuestro país afectando principalmente a Canarias, Baleares, parte de Andalucía y Valencia, todo ello, por culpa de un sistema que ya hemos denunciado en muchas ocasiones, que no era el adecuado, ya que los tiempos han cambiado y el sistema de exclusividad de los turoperadores, visto lo visto, se ha demostrado fallido.

Este modelo no solo ha perjudicado a los turistas afectados por el turoperador y a los hoteles que tenían una deuda importante con él (para esas circunstancias, existen los seguros que tarde o temprano terminarán cobrando). El problema lo van a sufrir los trabajadores y trabajadoras directos de las oficinas de la compañía en nuestro país, que se van a encontrar sin trabajo mientras que se resuelve la situación y, por otro lado, los trabajadores de los hoteles.

Desde UGT se ha contactado con la Administración del Estado, proponiendo medidas para tratar de paliar los efectos desastrosos de esta quiebra.