UGT Canarias insta al Cabildo de Tenerife a invertir los tres millones de euros de beneficios que se obtendrán de los casinos públicos en obra social

UGT Canarias lamenta que el anterior grupo de Gobierno liderado por Carlos Alonso haya mal gastado tiempo y recursos económicos públicos ante un expediente privatizador, en vez de trabajar por una Isla cuyos datos de exclusión social son de un 29 %, de los más altos del país.

UGT Canarias celebra que los 3 millones de euros de beneficios que darán los Casinos, de titularidad pública, revertirán en la sociedad tinerfeña. Una circunstancia que se confirma una vez que se ha hecho público que, por segunda vez consecutiva, el concurso de licitación ha quedado desierto. “Desde esta fuerza sindical instamos al nuevo gobierno insular a reactivar la Obra Social de los Casinos con el objetivo de poner en marcha proyectos de esta índole y ayudar a los sectores más vulnerables”, ha puntualizado Agustín Melián, representante del sector, dentro de la Federación de Servicios movilidad y consumo de UGT Canarias.

UGT Canarias lamenta que el grupo de Gobierno liderado por Carlos Alonso haya mal gastado tiempo y recursos económicos públicos ante un expediente privatizador, en vez de trabajar por una Isla cuyos datos de exclusión social son de un 29 %, de los más altos del país.

El pasado mes de mayo, esta central sindical denunció que la oferta de salida de venta, de los casinos de titularidad pública, había sido presuntamente infravalorada. La corporación saliente estableció un precio  de  inicio  de  25,1  millones  de  euros,  en  lugar   de   los 43,7 millones, que apuntaba el informe pericial presentado por UGT en sede judicial. “La resta es sencilla, más de 18 millones de diferencia entre la oferta que planteaba, en ese momento los políticos de frente a un informe elaborado por técnicos expertos. Una situación, que a nuestro entender, no era objetiva, ni real”, ha añadido Melián.

Según ha sabido este sindicato, tan solo una empresa realizó una oferta en firme para hacerse con los servicios de los casinos públicos de Tenerife. Sin embargo, esta no pudo alzarse con el control de las salas, ya que los pliegos de contratación exigían una inversión de 4,5 millones de euros en infraestructuras turísticas, así como contar los permisos correspondientes para llevarlos a cabo. Circunstancias esta última que no se cumplía. Desde UGT, no se entiende la “pasividad” de la mesa de contratación al tardar en elevar al órgano de contratación (consejo de gobierno) la decisión de declarar desierto  el concurso.

Demanda presentada 

UGT Canarias quiere recordar que a lo largo de estos meses ha estado al lado del colectivo de trabajadores al que ha prestado el asesoramiento oportuno. “Son muchas las familias que han  sufrido durante este tiempo al  ver  que  su  estabilidad económica, emocional y familiar se ponía  en  riesgo  de  una forma tan deliberada ante la certeza de que perderían  sus  puestos de trabajo ante la privatización planificada por Coalición Canaria, PSOE y PP”, añade Melián.

Asimismo, esta fuerza sindical presentó la correspondiente demanda al observar que los pliegos de venta de los casinos presentaban irregularidades tales como la vulneración de los principios de objetividad y transparencia.

A esto se une además que para este sindicato no existe una causa legal ni económica que justifique la venta de los casinos públicos de Tenerife.