Por la dignificacion del empleo Turístico y Hotelero: así golpea la pandemia a un sector clave para Andalucía

FeSMC-UGT Andalucía tema una ola de ERE en cuanto acabe el estado de alarma o sus coberturas, pero el sindicato asegura que va a seguir “al pie del cañón para defender el empleo”.

Una catástrofe en forma de pandemia como la de la Covid-19 hace aflorar las debilidades pero también las fortalezas, sostiene Estrella Salas , Secretaria de Hostelería y Turismo de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Andalucía.

No hay nada como echar la vista atrás  para conocer los orígenes. “En una primera fase, quedó patente la debilidad que tiene el sector turístico ante un problema de salud global pero también quedó patente el compromiso, la dedicación, la responsabilidad y el espíritu de lucha de los delegados y delegadas de UGT que, desde el primer minuto, han dado todo lo mejor de si mismos para ayudar a afrontar esta situación de la mejor manera posible “, apunta.

El primer reto del sector de Hostelería y Turismo de  FeSMC-UGT Andalucía fue `proteger la seguridad y la salud, tanto de trabajadores como de clientes. “Quedó patente la importancia y la relevancia del papel de nuestros delegados y delegadas de prevención con información, asesoramiento y control de las medidas de seguridad en los establecimientos turísticos para garantizar la máxima seguridad de todos”.

Luego llego el confinamiento y el “cierre obligatorio de todas las empresas del sector turístico”. en esa etapa, la labor de información, asesoramiento y ayuda , tanto a trabajadores como a empresas sobre la gestión de los expedientes, fue de vital importancia para su mejor desarrollo, recuerda Salas. “Pronto tuvimos que hacer frente a una posible ola de expedientes de regulación de empleo, en algunos casos debido a que el carácter temporal de los expedientes, puso muy nerviosas a algunas empresas, pero desgraciadamente en otros casos, porque ciertas poderosas empresas del sector vieron una oportunidad de hacer limpieza, lamenta la representante sindical.

Distintos Gobiernos, distinto color, distinta gestión.

A su juicio, “hemos tenido la enorme suerte, dentro de la desgracia, que este desastre mundial nos ha pillado con un Gobierno de izquierdas, que ha sabido entender y afrontar la crisis desde un punto de vista global, y que la prioridad no son solo las grandes economías ni las empresas, que no se puede hablar de economía sin contar con la clase trabajadora”, dice Salas respecto al ejecutivo central.

“Por desgracia, en nuestra comunidad andaluza la pandemia, nos ha pillado con un Gobierno que en absoluto entiende las cosas de esta forma”, lamenta . Así, “cuando ya todo hacía presagiar el desastre al que nos íbamos a enfrentar, la macroconsejeria que engloba turismo de lo único que se preocupo fue de sacar, sin pasar por la aprobación del Consejo Andaluz de Turismo, un nuevo decreto de clasificación hotelera por puntos, que supuso una apertura de mangas a la hora de la clasificación de los establecimientos del sector turístico, en contra del contenido garantista y pionero que se había estado trabajando con la anterior administración socialista, donde a instancias de UGT, se habían introducido clausulas sociales para garantizar que la calidad de los hoteles sea real, protegiendo la calidad del servicio”, señala la sindicalista.

Según explica, “ha sido numerosas las veces que hemos solicitado acción a nuestro gobierno autonómico, en una comunidad donde el PIB directo del turismo supone un 13%, pero cuya influencia económica va mucho mas allá de ese porcentaje, la actitud de nuestros dirigentes autonómicos no ha sido precisamente la de una preocupación real y efectiva por la problemática de un sector tan importante en Andalucía”.”Lejos de aprovechar de manera real ,la pionera y efectiva formula de dialogo y consenso que ha venido siendo el Consejo Andaluz de Turismo  y las mesas de turismo,que en esta crisis han copiado y usado otras autonomías, en Andalucía  ha quedado relegada a una escenificacion donde la participación real y efectiva con carácter previo a la toma de decisiones importantes para el sector brilla por su ausencia”,opina Salas.

Como ejemplo,Estrella Salas hace constar”la laguna inicial” que existió con respecto a los trabajadores fijos discontinuos.”las medidas de restricción y el confinamiento empezaron en marzo, mes en el que por un lado,muchos establecimientos del sector de carácter estacional estaban iniciando su actividad o estaban a punto de hacerlo, y en el resto se estaba empezando a realizar los llamamientos a los trabajadores y trabajadoras fijas discontinuas así como procediendo a la contratación de personal de refuerzo.Dado que las empresas debían pagar un porcentaje de los seguros sociales,intentaron no incluir a estos trabajadores en los expedientes iniciales,incluso dando de baja a los que estaban en activo”,recuerda.

UGT se dedico”en cuerpo y alma” a la defensa de estos trabajadores para que fuesen incluidos en los expedientes en todas y cada una de las empresas.”conscientes de que,a pesar de ser un sindicato mayoritario y de que estamos presentes en la mayoría de las empresas del sector, quisimos garantizar la cobertura de todos los trabajadores y trabajadoras instando  a la Junta a tomar cartas en el asunto como había sucedido en otras comunidades autónomas con relevancia turística como Baleares y Cataluña, donde se habían firmado acuerdos tripartitos (administración,empresarios y sindicatos) para la protección y cobertura de estos trabajadores y trabajadoras”.

“La Junta abandono  a sus propios trabajadores del sector hotelero,enviando al paro puro y duro a los trabajadores y trabajadoras de hostelería de Sierra Nevada,pertenecientes a una empresa publica a los que nuestra Administración negó en un principio cualquier cobertura,aun la mínima cobertero de un expediente  temporal por causa mayor”.Algo similar  sucedió con Isla Mágica, que también tiene participación publica.”Gracias a la UGT se pudo dar cobertura y junto con CCOO,  aunamos esfuerzos y planteamos la no participación en la mesa de turismo, hasta que nuestra administración no se comprometiera a que no se quedase en lo puramente formal sino que fuese real y efectiva”.

Ya en la crisis del 2008 se pudo observar como, si bien el sector turístico no fue de lejos el mayor castigado, si fue el que aprovecho mejor las medidas de la reforma laboral , en especial la ultima del PP, que abrió puertas y ventanas a la precarización laboral.

El Sector de Hostelería y Turismo de FeSMC UGT Andalucía es consciente de que esta vez “el turismo esta siendo el mas perjudicado y desde el primer momento hemos abogado y defendido la necesidad de  proteger a las empresas del sector, pero dada la experiencia, no vamos a permitir que sea a costa de la clase trabajadora”. Todas las previsiones vaticinan una fuerte y pronta recuperación del sector, por tanto se debe garantizar la pervivencia de las empresas del sector turístico, pero cualquier ayuda y protección del sector deben estar vinculadas a la protección del empleo y garantizar que se esta ayudando al sector y a la economía andaluza.

Estrella Salas destaca que UGT ha hecho y sigue haciendo un esfuerzo en cuanto a negociación colectiva “para intentar aunar esfuerzos y poder salir de la crisis todos juntos”. Se han negociado y renegociado algunos convenios provinciales  y se sigue trabajando con otros, bajo la premisa de la contención necesaria actual, pero sin la perdida de derechos y la garantía de llegado el momento, la clase trabajadora recupere también su economía. Se trabaja sin descanso para defender los intereses del sector turístico, por la dignificación del empleo turístico, por los derechos de los trabajadores y trabajadoras, gracias a los cuales ,el sector de la hostelería y turismo en Andalucía esta entre los grandes a nivel mundial.

“El Turismo, guste o no, es un sector basado en la humanidad, dé sensaciones y experiencias que son gratas a nuestros visitantes, sobre todo por el calor, profesionalidad y excepcional atención que proporcionan los trabajadores y trabajadoras cuya sonrisa y amabilidad, pese a cualquier situación, brilla y es más cálida que nuestro siempre brillante sol, concluye Salas, que también destaca su temor a  que se produzca una ola de ERE´s en cuanto acabe el estado de alarma o sus coberturas pero, incide también,  que UGT seguirá al pie del cañón para defender el empleo.